Por José Antonio Carrión López, subdirector de programas y profesor de Organización de Empresas de la UA. Campusyempresa.com

La creación de una Marca Personal o Personal Branding es un proceso fundamental en el momento histórico que vivimos. A través de tu Marca Personal eres capaz de diferenciarte, destacando entre la multitud. Trabajar tu marca puede aportarte muchos beneficios en el futuro.

Paso a paso, acción a acción, irás construyendo tu personalidad en la Red. Para ello has de ayudarte de todos los recursos que estén a tu alcance. Escribir activamente en un blog, construir tus post y compartirlos, puede ser un punto a tu favor en la construcción de esta marca personal.

Tal y como nos propone Dan Schawbel  en su libro, Yo 2.0, tu marca personal pone en valor tu profesionalidad, te sitúa como experto en tu terreno y logra que puedas labrarte una carrera, reputación y credibilidad. En definitiva, aumenta tu valor profesional y te diferencia.

Debemos de tener en cuenta una serie de consejos que nos ayudarán a alcanzar nuestros objetivos, construyendo nuestra marca de la forma más adecuada:

1. Autenticidad y honestidad. Nuestra marca ha de representarnos realmente. Si fingimos algo que no somos podemos ser descubiertos y nuestra reputación se verá perjudicada. A la hora de participar en un blog, lo más efectivo será escribir sobre lo que dominamos, sobre el ámbito en que somos expertos.

2. Define tu estrategia. Es importante definir la estrategia que vamos a seguir para alcanzar los objetivos previstos. Saber qué queremos hacer y cómo lo vamos a hacer. Dentro de esta estrategia nos interesará conocer cómo el participar en el blog va a facilitar la creación de nuestra marca.

3. Notoriedad y prestigio. Estas variables generan oportunidades, permitiendo ampliar nuestra influencia. Cuantas más personas nos conozcan y hayan oído hablar de nuestro trabajo, mejor. Desde la plataforma del blog se dará una mayor difusión a nuestros contenidos, maximizando su alcance y situándonos como expertos sobre un determinado ámbito.

4. Trabaja tu red de contactos e influenciadores. Es importantísimo que nunca dejes de ampliar y cuidar tu red de contactos. Cuantas más personas formen parte de esta red, más oportunidades estarán a tu alcance. Detectar a los Influenciadores en el ámbito profesional al que te dedicas y establecer relación con ellos también puede facilitar el proceso. A través de los post publicados, los comentarios o las interacciones, iremos trabajando esta importante red.

5. Productividad. Gestionar el tiempo de forma adecuada es la clave que te ayudará a alcanzar los objetivos previstos. Disponer de una estrategia bien definida beneficiará a tu productividad.

6. Promoción. ¡Date a conocer! Presenta tus trabajos, comenta lo que has realizado en tu andadura profesional, convierte cualquier contacto en una oportunidad de que te conozcan un poco más.  Has de tener en cuenta que tus contenidos van a poder ser vistos por cualquier persona en el mundo, situándote como experto en una determinada temática.

7. Creatividad. A partir de todos estos consejos has de dejar funcionar a tu creatividad. Todo lo que se te ocurra que se ajuste a tu marca y que puedas hacer para diferenciarte se convertirá en un punto a tu favor para alcanzar lo que te hayas propuesto.

Hace unos años uno de los profesores del Máster en Dirección y Gestión de Recursos Humanos nos comentaba: “Creo sinceramente que soy un buen profesional, con un buen curriculum y referencias allá donde he trabajado, sin embargo he vivido los estos años debajo del despacho, sin relacionarme, nadie podía saber que existía”.

Él cambió, pero considero que este es un elemento que debería hacernos reflexionar y reaccionar a muchos directivos que no se aplican esta medicina.

En definitiva, consideramos que es un buen momento para tomar acción.

Actúa, investiga, propón, diferénciate, muévete para alcanzar lo que deseas…
Comparte