logoposgradopersonalbranding

El mundo en que vivimos ha creado un efecto de homogenización de las personas, la democratización  de la enseñanza y la teórica ruptura de las barreras sociales ha generado el espejismo de que todos los seres humanos poseen los mismos atributos y pueden ser considerados como sustituibles.

Las relaciones en el entorno laboral están experimentando un cambio radical en relación a los decenios precedentes, el trabajo de por vida ha dejado de existir y la tendencia apunta a que las relaciones entre los trabajadores y las empresas se conviertan en similares a las de cliente-proveedor unidas por un proyecto en común. En el mundo de las instituciones  la necesidad de diferenciarse i poder transmitir el mensaje adecuado i motivador es simplemente evidente. Y en cualquier ámbito de la vida ciudadana si se quiere tener un mínimo de influencia es necesario posicionarse y dejar bien claro que es lo que se quiere y se puede hacer.

La Marca Personal es, como toda marca un activo intangible que une la identidad de cada persona, su propuesta de valor, que la diferencia y que la hace única, con la manera de darse a conocer, la visibilidad. Las marcas blancas, en el mundo comercial, unifican los atributos de los productos y los homogeneizan y por ello los fabricantes tienden a promocionar los productos con marca propia; las personas que quieran diferenciarse para aumentar el valor de su trabajo o de su aportación a la sociedad para ser los elegidos  deben promocionar, comunicar y cuidar su Marca Personal.

Se necesitan profesionales que partiendo de un gran conocimiento de la persona y de las técnicas del marketing puedan ejercer de guías en el proceso de gestión de la marca personal a profesionales, dirigentes empresariales, políticos y ciudadanos que quieran ser la opción preferente, dominando las herramientas de visibilidad on-line y off-line.

 

Comparte